miércoles, 16 de enero de 2013

Resumen: EL JOVEN Y EL CABALLERO

 


Erase una vez un niño que se llamaba Ferrán. Ferrán era un joven que entró a trabajar donde vivía el caballero.

A Ferrán le gustaba mucho escribir. Y un día charlando con el caballero descubrió su afición por escribir. Y como le gustó tanto su manera de escribir decidió leer cada día lo que leía (el caballero).

Un día apareció un alquimista. Como el caballero era un hombre de dinero pues el alquimista le interesó hacer negocios con el. Le habló de la piedra filosofal. Según decía el alquimista sabía mucho de la piedra filosofal. Él decía que podría ir a Italia y comprar todos los materiales necesarios para convertir cualquier metal en oro.

El alquimista le dijo que si le daba una aportación para ir a Italia estaba dispuesto a repartir. Tras una larga conversación convenció al caballero y él donó quinientos ducados. El alquimista emprendió su viaje rumbo a Italia.

Al pasar unas horas el caballero le pidió la libreta a Ferrán y en una hoja ponía... '' Ayer mi señor hizo una gran necedad. Vino a verlo un alquimista y, para mi sorpresa, le entrego quinientos ducados. Ese hombre que para mi opinión no era más que un embaucador (timador), iba a hacer un viaje a Italia para comprar todo lo necesario para convertir en oro cualquier metal''

El caballero dijo que porque pensaba eso y Ferrán dijo que porque cree que no volverá, el caballero dijo que si volviese que pasaría y el le dijo que en vez de poner mi señor pondría el alquimista. EL TIEMPO DEMOSTRARÁ QUIEN TENDRÍA RAZÓN DE LOS DOS...

OPINIÓN:  El cuento me ha gustado mucho. Te enseña que no hay que confiar en el primero que te viene. Que tienes que prestar algo a alguien que conozcas bien y que puedas confiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario