viernes, 21 de diciembre de 2012

Historia de ciencia ficción: ¡Chipi!




Erase una vez un extraterrestre llamado Chipi. Chipi, era alto tenía la piel naranja, tenía 3 brazos, 3 dedos en cada mano y un pie con 4 dedos, su ojo era rosa con cinco pestañas, unas orejas muy blandas y su cuerpo parecía gelatina. Se enfadaba con frecuencia pero luego intentaba arreglarse con la gente, sus ''ami@s'' no querían porque decían que luego les volvería a hacer lo mismo. Su afición favorita era conducir su platillo volante.

Vive en el planeta Marte. Está en el infinito de la Galaxia. El planeta es como los colores del arcoíris. En ese país hay cien habitantes. Cincuenta de la tribu ''kiki'' y cuarenta y nueve de la tribu ''chichi''. Chipi vivía solo en una casa enorme como un avión que le habían dejado de herencia sus padres. En Marte había un político llamado Rubaljoy. Rubaljoy intentaba hacer lo mejor para su planeta y que nadie se peleara pero...¡¡ESO NUNCA SALÍA BIEN!! Total que Chipi siempre estaba solo.

Un día Chipi iba caminando por las calles más frías de Marte y se encontró una máquina muy rara. La máquina era plateada como la plata enorme como un gigante con cinco ruedas. ¡¡Esa máquina era especial!!, Era para viajar a otro planeta. Chipi estaba asombrado. Ponía en una etiqueta ''hola, me llamo Timajusa, me ha construido mi papá Globus'' 

-¡Oh, yo quiero probarla!- dijo Chipi.

-¡¡Claro!!- aclaró Timajusa.

-¿Cómo funciona?- preguntó Chipi.

-¡Pues tienes que darle al botón rojo y te llevará a mi planeta!- gritó Timajusa alegre.

-¡Qué bien allá vamos Venus!-volvió a gritar Chipi.

ASÍ FUE COMO CHIPI VIVIÓ FELIZ PARA SIEMPRE.

¡¡FIN!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario